La gesta del lago Ilmen.

Junto a la famosa batalla de Krasny Bor, las jornadas más gloriosas de la División Azul se vivieron en el lago Ilmen, donde superando a los elementos y a un enemigo mucho más numeroso, la Blau cumplió con la misión encomendada.

Corría el día 7 de enero de 1942 cuando una ofensiva rusa destrozó a la División 290 de Infantería alemana. Los restos de esta y otras unidades de la zona, 593 hombres al mando del capitán Pröhl, quedan sitiadas por el Regimiento 140 de Infantería del 11 Ejército Soviético en la guarnición de Wswad, al sur del lago Ilmen, cerca del sector donde se encontraba la División Azul.
Unos meses antes, en noviembre, el general Muñoz Grandes -viendo como los rusos utilizaban patrullas de

Compañía de Esquiadores de la División Azul.

patinadores y esquiadores para atacar las posiciones aisladas y los puesto de vigilancia españoles-, decide encargar al teniente José Otero de Arce, la creación de una compañía de esquiadores dentro de la División Azul, para patrullar sobre el frente del lago.
Dado que los alemanes no tenían más tropas disponibles en la zona, se le encarga la misión de enlazar con los sitiados a los divisionarios. Recibida la orden la noche del día 9, al amanecer del día siguiente ya están preparados los esquiadores españoles para partir. Son 206 hombres, encuadrados en 6 secciones, comandados por el capitán José Manuel Ordás Rodríguez. La expedición cuenta con un médico, Pedro Sánchez Bejarano; un intérprete, el ruso blanco Constantino Alejandrovich, que había servido en la Legión durante la Guerra Civil. El tren de bagaje son 70 trineos con nueve fusiles ametralladores, víveres y munición para tres días, tirados todos ellos por pequeños caballos.
La distancia a recorrer son 30 kilómetros en línea recta, sobre las aguas heladas del lago. Pronto comprobaran como, las grietas sobre el hielo, les obligan a dar varios rodeos que aumentaran la distancia prevista. Ya a las 11 de la mañana del primer día llegan en un trineo tres hombres congelados e informan de las grietas del lago y de los muros de hielo infranqueables que les están retrasando la marcha. Poco después llega el sargento encargado de la radio, pues esta ha sufrido la rotura del generador. Muños Grandes seguirá la acción con mucho interés y a lo largo de los días no dejará de enviar mensajes de ánimo al capitán Ordás.
El día 11, tras 26 horas de marcha, los españoles han llegado a la orilla del lago, pero a causa de los desvíos han aparecido a 15 kilómetros al oeste del objetivo, en Ustrika, donde hay otra guarnición alemana. La compañía tiene ya 102 bajas por congelación, 18 de ellas muy graves, y ha perdido 30 trineos. Hay que tener en cuenta que estaba sufriendo temperaturas que rondaban los 50 grados negativos. La grasa de los cerrojos de los fusiles se fundía e impedía su funcionamiento, los alimentos eran como piedras y no se podía beber sin calentar el agua, pero sin hacían fuego delataban su posición al enemigo. Un ejemplo fue el catalán Ramón Farré Palaus, que por las congelaciones se le hubieron de amputar las dos piernas.

Capitán Ordás.

Pasan las siguientes jornadas avanzando por la orilla del lago mientras sufren dures ataques de los bolcheviques, llegando incluso a la bayoneta para defenderse. Cuando el día 17 están próximo a su objetivo, reciben la noticia de que la posición de Wswad está cercada por 3000 esquiadores siberianos. Por el contrario, los españoles solo reciben el refuerzo de 40 letones de la 81 División de Infantería de la Wehrmacht. Nada de esto frenará la determinación de estos hombres para tratar de liberar a sus camaradas alemanes.
A las 8 de la mañana se inicia la ofensiva española que ocupa los poblados de Ma y Bo. Tras ocupar Shi, los soviéticos retroceden, para lanzar pronto un contraataque con dos batallones sobre la vanguardia española. Esta se ve envuelta, pero lucha con valor para abrirse paso. De los 36 hombres que la formaban, 14 mueren en el intento. Ordás recibe la orden de establecer una posición avanzada en Maloye Utschno, donde envía 20 españoles y 14 alemanes, que contactaran allí con supervivientes de otras posiciones, sumando finalmente, 23 españoles y 19 alemanes y algunos letones. El día 19 recibirán un gran ataque de los rusos, que cuentan con varios carros de combate. Se intenta socorrer a la posición, pero el enlace es imposible. Ordás envía al teniente Otero de Arce con otros 7 españoles al auxilio de lo que pueda quedar de la posición de Maloye. Les acompañará un panzer y dos secciones alemanas. Consiguen rescatar a cinco españoles y un letón, los únicos supervivientes.

En la madrugada del día 21, cuando volvían a la orilla del lago, estos pocos hombres consiguen contactar con la posición de Wswad, incorporándose poco después el capitán Ordás que se fundirá en un gran abrazo con el capitán Pröhl. Las escenas de hermanamiento se multiplicaban entre los soldados de ambas nacionalidades. Ahora queda el retorno. Pero los españoles, esos idealistas que formaban la 250, no se conforman con eso. El día 24 se presentan

Teniente Otero de Arce.

voluntarios para reconquistar Maloye y Bolsloye, pese a la insistencia de los alemanes para que desistan de ello. Se consigue el objetivo, pero a costa de más bajas. Cuando el 25 llegan a su destino, solo 11 hombres acompañan al capitán Ordás. De 206 hombres, solo retornaron 12. La acción del lago Ilmen había costado 194 bajas, pero desde entonces ya nadie volvió a dudar de la capacidad de la División Azul y aquellos hermanos alemanes les estarían eternamente agradecidos. El gobierno español supo recompensar a la unidad con la Medalla Militar Colectiva y con la Individual al capitán Ordás, la segunda de su carrera, y al teniente Otero de Arce. Los alemanes les otorgaron nada menos que 32 Cruces de Hierro.

Por su interés, a continuación copiamos las Operaciones de la acción, extraída del blog divisionazul.blogia.com.

 

 

 

Mapa de las operaciones.

OPERACIONES DE LA COMPAÑÍA DE ESQUIADORES PARA LIBERAR LA GUARNICIÓN ALEMANA DE WSWAD.
ESPAÑA Y ALEMANIA FRATERNIDAD EN EL CAMPO DE BATALLA.
Día 9 — enero 1942: a Las 21 h 15;
El General alemán de C. de E. dice por teléfono que la guarnición alemán de W… al Sur del Lago Ilmen está sitiada y no pudiendo ayudarla las tropas de aquel sector, pregunta si podemos nosotros los españoles hacer algo; a 30 kms. De nuestras posiciones y teniendo que atravesar el lago, parece imposible, pero preguntados: «Cómo se porta la guarnición de WSWAD?» «Muy valientemente» — se contesta — y entonces decimos: Se hará lo que se pueda y más de lo que se pueda.
Antes del amanecer del 10 sale el Capitán ORDÁS con 205 hombres; llevan 9 fusiles ametralladores, Radio, medico, víveres y municiones para 3 días.

Día 10— enero —
A las 11. Llegan en un trineo 3 congelados, dicen que la marcha es durísima y que en el Lago hay muros de hielo infranqueables y grietas enormes.
A las 11,35, regresa el Sargento de Radio: el generador se ha roto, no funciona la radio, pero pueden recibir; la marcha es muy penosa y el espíritu admirable.
A las 21,30.
Radio — General Muñoz Grandes a Capitán Ordás: «La guarnición W… resiste valientemente, es preciso salvarla, lo exige el honor de España y el espíritu de fraternidad entre nuestros dos pueblos, todos estamos pendientes de los heroicos soltados de Ordás.
Animo, tenéis la gloria mayor en vuestras manos; atacad resueltamente.»

Día 11.
A las 2.
Radio — General Muñoz Grandes a Capitán Ordás: « Con el Sargento va el generador. Sé que sufrís mucho. No importan. España entera sabe de vuestra hazaña. Alemania os admira. Sois el orgullo de nuestra raza. Tengo fe en vosotros porque tengo fe en España. Confiad en Dios y atacad como Españoles.
A las 9,50.
Radio — General Muñoz Grandes al Capitán Ordás:
A las 17.
Capitán Ordás a jefe de E. M.: «Ocupado D…».
Día 14.
Capital Ordás a Jefe E. M.: «Ocupado P… Seguiremos a liberar W……
Capital Ordás a Jefe de E. M.: «Ocupado Sch…; guarniciones de aquí y Pagost Ushin reforzadas con alemanes y lituanos.»
A las 23,30.
Capitán Ordás a Jefe E. M; Guarnición de Schischimorowo atacada por esquiadores rusos que se han retirado después de pequeño combate. Prisioneros cogidos dicen que en el sector comprendido entre Wo y Ma. Ju. Se encuentran 3.000 esquiadores Siberianos.

Día 15.
A las 5,45.
Capitán Ordás a General Muñoz Grandes; Llamado urgentemente por Jefe sector me comunico haber recibido orden para liberar W… posteriormente por orden del FÜRER quedaba sin efecto siendo la guarnición de W…. la que rompería el cerco y retirarse en la dirección más favorable. Apoyándome en buena situación de mis fuerzas elevadísima moral rogué se me concediera el honor de ayudar a W…. Consultado General alemán acepto.
A las 8,40.
General a Capitán Ordás; Confío en vuestra pericia, en vuestro valor y en Dios.
Muñoz Grandes.

Día 16.
A las 22.
Capitán Ordás a General Muñoz Grandes: Mañana avanzaremos.

Día 17.
A las 22.
Capitán Ordás a General Muñoz Grandes; A las 8 horas empezamos avance, apoyados por 40 letones, ocupado Ma y Bo. Al ocupar Shi. Se rompe resistencia enemiga entrando en vanguardia en ducho pueblo.
Reacciona el enemigo contraatacando con dos batallones con piezas antitanques y seis carros semipesados que envolvieron rápidamente vanguardia Española. Al destacamento envuelto por carros se defiende heroicamente; otros carros se dirigen contra el resto de la compañía fijándola en Bol.
De los 36 Españoles que formaban la vanguardia, mueren 14; el resto logra abrirse paso y llega a nosotros. Nos hacemos fuertes en Bo. Donde resistimos a pesar del fuerte ataque enemigo. A las 21 horas recibo orden de establecer avanzada en Mal. A donde parten 20 Españoles y 14 alemanes que envío de la sección que recibo de refuerzo. Además de las bajas citadas hemos tenido dos muertos y trece heridos.

Día 18.
Sin novedad.

Día 19.
A las 13,30.
Capitán Ordás a General Muñoz Grandes; A las 7 horas hoy, enemigo entró en grandes masas en Mal, asaltando la guarnición compuesta de 23 españoles y 19 alemanes. Ataque que fue Apoyado por 6 tanques. —Desplegó resto Compañía recogió 5 heridos españoles y dos alemanes. —LA enorme superioridad enemiga y apoyo de tanques nos impiden reconquistar posición. La guarnición no ha capitulado; ha muerto con las armas en la mano. Vemos gran concentración enemiga en Mal. y Bol… Ut… Esperamos ataque. Sabremos morir como españoles.
Arriba España. Viva Franco.»
A las 23.
General Muñoz Grandes a Capitán Ordás; Como habláis vosotros, solo hablan los héroes.
Así y solo así se hace un Imperio. Animo. Vuestra conducta es el orgullo de esta brava División. Pese a todo venceréis. Hay Dios, y el os dará la Victoria porque sois los hijos más valientes de España. — Un abrazo que no será el último, lo aseguro.»
Muñoz Grandes.
A las 14,30.
Capitán Ordás a General Muñoz Grandes: « En la noche de ayer hemos sido bombardeados 3 veces por aviación rusa. Al anochecer grades masas enemigas se dirigieron contra nuestra posición y para facilitar la defensa varios voluntarios han salido a quemar carros. El ataque ya en marcha de los rusos no llegó a efectuarse y se retiraron. — Dios existe.»

A las 16.
Capitán Ordás a General Muñoz Grandes; General alemán nos felicito y anuncio recompensas.

Día 21.
A las 9,45.
Capitán Ordás a General Muñoz Grandes: En la madrugada de hoy guarnición alemana de W… Se abrazaron a 7 Km al E. de U….Los deseos de V. E. se han cumplido totalmente.
A las 10,45.
General Muñoz Grandes a Capitán Ordás; «Orgulloso de vosotros con mucha alegría os abrazo.
Muñoz Grandes.
A las 11.
Capitán Ordás a General Muñoz Grandes: «Regresó nuestra fuerza, la mayoría están congelados.
A las 11,40.
General Muñoz Grandes a Capitán Ordás «Manda por correo relación nominal de los que salisteis, bajas habidas y los que quedan, y por radio relación numérica.»
A las 16.
Capitán Ordás a General Muñoz Grandes: « Salimos en total 206 hombres y quedamos 34.

Día 22.
Sin novedad.

Día 23.
Sin novedad…

Día 24.
A las 22.
Capitán Ordás a General Muñoz Grandes: « A Las 7 horas hoy iniciamos ataque — La Compañía en vanguardia sigue a los tanques alemanes y penetra en Mal. y Bol….. después de vencer fuerte resistencia — Nuestras bajas son: Un oficial, Un sargento y 7 soldados. A pesar de quedar tan solo 12 hombres útiles para el combate, la confianza en nosotros de los que nos rodean es siempre la misma; con nuestro supremo esfuerzo y pese al frío intensísimo, hacemos que esa confianza vaya en aumento, derramando prácticamente nuestra sangre por España y nuestro Caudillo. Así nos lo exigen los cuerpos sagrados de los que valientemente cayeron. ¡Arriba España! ¡Viva Franco!»

Día 25.
A las 1,40.
General Muñoz Grandes a capitán Ordás: «Dime cuántos valientes quedan….
A las 18,45.
Capitán Ordás a General Muñoz Grandes: « Quedamos 12 combatientes….
Todo esto pudiera ser solo literatura pero… Salieron 206 y quedan 12.
ESTO ES HEROÍSMO!! ¡ARRIBA ESPAÑA!

AGRADECIMIENTOS.
El General en Jefe.
C. G. Ejército a 21/1/42.
SR. GENERAL:
En el día de su cumpleaños, le expreso mis mejores y más sinceras felicitaciones y le deseo obtenga nuevos triunfos, al frente de su soberbia División’ en nuestra lucha común.
Aprovecho la oportunidad para expresarle también mi especial reconocimiento hacia los bravos componentes de su División que para liberar la posición de Wswad, avanzaron sobre el Lago Ilmen y luego unidos con fiel espíritu de camaradería, con las tropas de la División… realizaron, tanto en la defensiva, como en el ataque gestas tan excepcionales.
Esta empresa, de auténtica camaradería, encuentra en todo el Ejército, las mayores alabanzas y justifica sienta Vd. y toda su División, la máxima de las satisfacciones.
Deseándole a Vd., mi General y a su brava División mucha suerte y nuevas victorias, quedo de Vd.,
Muy respetuosamente.

DEL GENERAL MUÑOZ GRANDES AL CAPITÁN ORDÁS:
Sobre Las heladas aguas del Lago y gracias a la bravura y espíritu de sacrificio con que lo atravesasteis para liberar a los héroes de W… ha rugido el león español.
En nombre del Caudillo os concedo, a ti Capitán Ordás la Medalla Militar y a todos los valientes que te acompañaron, la Medalla Militar colectiva.
Por la Patria agradecida os abraza.

CARTA DEL GENERAL JEFE DE LA DIVISIÓN
AL GENERAL MUÑOZ GRANDES

MI MUY RESPETADO GENERAL:
En el momento en que cesan de estar a mis órdenes los valientes Soldados de su Compañía de Esquiadores, es para mí un deber ineludible expresar a Vd. mi agradecimiento y mi admiración por él arrojo temerario y heroico de sus soldados.
Ha sido para mí un honor poder tener bajo mi mando a estas excelentes tropas y motivo de especial satisfacción que con la concesión de 32 Cruces de Hierro a la Compañía haya cristalizado en forma palpable el reconocimiento de los Mandos Superiores.
Con la expresión de mi estima y con el deseo de poder volver, a saludarle personalmente, quedo de Vd.,

Muy respetuosamente.

SCHOPPER.

Una curiosidad. Un cómic japonés reflejando la hazaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *